lunes, 26 de agosto de 2013

Chupagrifooooooos

Llevamos un par de semanas muy liados y no hemos tenido mucho tiempo para el blog pero nos veíamos en la obligación de escribir para dedicar esta entrada a quien se ha ganado un rinconcito en nuestra vida conquense, el Chupagrifos. Y es que este fin de semana tras meses escuchando de su supuesta existencia, por fin hemos conocido al susodicho, y vaya que si le hemos conocido, ha estado en nuestra boca a cada minuto.

Estoy seguro que es primo de
Chucky
Pero no nos precipitemos, como todas las buenas historias de superhéroes empezaremos por el principio. La entrada triunfal de este personaje en nuestra vida viene de la mano de la prima Selma, ya os contamos aquí quien era, no viene mal que hagáis un recordatorio. La tía Selma se merece en sí una entrada, algún día se la dedicaremos pero por el momento basta con que os imaginéis a la típica prima que habla con tonillo de cría de 2 años durante tooooooda su visita y que se muere porque la niña le haga un poco de caso. Ella es la culpable de que nos volvamos locos con el Chupagrifos cada vez que la vemos.

Cierto día en una de sus visitas - nos viene a ver cada vez que vamos a Cuenca, no falla - le empezó a gritar como una posesa a Chewy diciendo (de nuevo imaginad señora cincuentona con voz de cría a lo Carmen Sevilla):

- Chewy, Chewy, mira Chewy que soy yo, Chewy - la niña ni puto caso a su bola entreteniéndose con una hormiga en un ladrillo - mira Chewy ay ay que viene el chupagrifooooos, chupagrifoooos ven, corre, ven, mira a Chewy, corre veeeeeeen.
La padawan esta vez la mira con cara de "parece que viene alguien pero no veo a nadie", sigo con mi hormiga en ladrillo. Pero capta la atención de los padres:

- Pero tía Selma ¿quién narices es el chupagrifos ese? - ya teníamos en la mente al chupacabras, primo hermano pensábamos, pero no.

Tras varias intentonas corriendo en el sitio para coger a la criatura - corría ella sola porque la padawan seguía con la hormiga del ladrillo - se para y nos explica quién es el Chupagrifos. Resulta que se trataba de un guiñol de la infancia de la tía y de los abuelos, muy famoso y querido al parecer porque se quedaron con cara de "¡ay qué tiempos aquellos en el parque San Julián viendo al Chupagrifos!". 
El guiñol es de un superhéroe llamado Chupagrifos quien, con ayuda del Enano Pimentón, será el encargado de salvar a la princesa de las manos de la Bruja Pirula y el Ogro Tragaldabas, ahí lo lleváis. 

Después de conocerle, así han sido todas las visitas, siempre que venía la tía Selma venía el Chupagrifos a por Chewy, nos dejaba un descanso de Chupagrifos cuando se iba que no os podéis imaginar. 

Con motivo de las ferias de Cuenca el viernes llegamos a casa de los abuelos y lo primero que nos encasquetaron fue la guía con la programación, todo debido a que el sábado por la mañana tendríamos como actuación estelar EL CHUPAGRIFOOOOOS. Por supuesto la carcajada fue mundial, no nos lo pensamos, nos plantamos en el parque para conocerle y que la padawan  comprobara que  el Chupagrifos existía más allá de la imaginación de su tía loca.

El guiñol transcurría como cualquier otro, típicos malos que se llevan a la princesa, amigo que llama al héroe para rescatarlo, niños gritando cada vez que aparecen la bruja y el ogro, enano gritando como la tía Selma para llamar al Chupagrifos… y en estas que aparece el protagonista para salvar a la princesa. Hasta aquí todo normal, ahora es cuando viene lo bueno, el Chupagrifos se va a por un arma para vencer a su enemigo, y aparece con una estaca con la que le pega una somanta de palos a la bruja que le vuelve el moño del revés como decía él mismo. Me vais a permitir que os diga una expresión de mi abuelo, unas hostias como panes se llevaron los pobres, nos dieron hasta pena, el Chupagrifos rompió 2 estacas en sus lomos, literalmente. 

Viendo la obra nos explicamos como algunos paisanos de la quinta salieron tan borricos con semejante héroe de guiñol. No sabemos si la obra lleva moraleja, lo que si os podemos asegurar es que nos quedamos ojipláticos y nos reímos durante todo el fin de semana del Chupagrifos. A cualquier frase la réplica era clara "mira que llamo al Chupagrifos, Chupagrifoooooos veeeeeeen". 

Os dejamos uno de esos momentos para que juzguéis por vosotros mismos. ¡Disfrutadlo! 

20 comentarios:

  1. Había oido de todo. ..pero...chupagrifos!?? Jajaja. La leche el chupagrifos, vaya palos mete el jodio.

    Otra divertidisima entrada! Me voy corriendo a conocer a la tia Selma al otro post.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leches pero leches, de las gordas! La tia Selma es lo más :)

      Eliminar
  2. JAJAJAJAJAJA!!! Vivan las tradiciones! Viva Cuenca!!! XD

    ResponderEliminar
  3. :-DDDDD Que digo yo que con dos o tres mamporros habría sido suficiente ¿no? Lo tendré en cuenta y cuando vaya a Cuenca pondré mucho cuidado en no molestar a nadie, porque viendo cómo las gastan ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pensaba que iba a ser light pero ojo que leches, hasta romper la estaca!! Cuidadín si con los conquenses de antes :)

      Eliminar
  4. Esos guiñoles rompe-estacas en el lomo... De peque los veía mucho, así me he quedao xD Y yo creo que al tío de la vara le pasó lo mismo xD

    Diossssssssss, esas tías pesadaaaaaaaas!

    ResponderEliminar
  5. Se parece a Monchito. El nombre genial

    ResponderEliminar
  6. jajaja qué bruto el chupagrifos. eso sí, como nombre de superhéroe deja bastante que desear, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaj si el nombre no infunde ni miedo ni respeto ni na de na!!!

      Eliminar
  7. Juas, juas, juas.
    La verdad es que en todo el tiempo que viví en Cuenca, nunca oí hablar del chupagrifos, pero claro, entonces yo distaba mucho de ir al parque a ver guiñoles. Si el chupagrifos se hubiera dejado ver por La Calle, otro gallo cantaría...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD XD nosotros tampoco, este no estaba ni por La Calle ni en la calle San Francisco XD ay si no!

      Eliminar
  8. ¡Si es que los entretenimientos de ahora ya no son como los de antes! (Afortunadamente en este caso) Eso sí, el nombre se las trae y la pintaja del muñequito, tela también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaj ya te digo! Aún así estaba el parque hasta arribicaaaa!

      Eliminar
  9. ¡Pues como tiene que ser! Con una estaca como Dios manda y si hay que dar estacazos se dan. Porque la espadas laser desintegran, pero con la estaca si te lo propones tambien... :P
    ¿Y lo bien que se lo pasan los niños?
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es verdad Dolega, lo ven y se parten de risa y nosotros también :)

      Eliminar
  10. O_O joe con el chupagrifos no????? lo de hostias como panes se me queda corto en este caso eh!!

    ResponderEliminar