viernes, 7 de junio de 2013

Padre de cine Vs Padre de Cuenca

Viendo muchas de las típica series americanas, me doy cuenta que hay habilidades que se dan por sentadas en un padre, sea primerizo o no, que para mi son como la serie, de ficción. Dado que no venían con el carnet de padre cuando la padawan nació, he intentando por todos los medios aprenderlos a base de práctica, para que no se diga que no soy un padre modelo, pero hoy ya he decidido que me doy por vencido, al menos con alguno que he tenido que sufrir y mucho. He aquí la diferencia (basado en hechos reales):

Un manitas en casa

El padre de ficción tiene un sótano dedicado a miles de herramientas de todos los tipos y colores, diría que tiene una herramienta para construir cualquier otra que le falte. No contento con eso, presume ante su familia de arreglar todo lo que se le ponga por delante e incluso de construirle la casita del árbol a sus hijos y decorar la habitación de la recién nacida. Todo ello en una mañana de domingo, un portento de la naturaleza oigan.
El padre de Cuenca cuenta con una cutre caja de herramientas heredada de sus padres en el mejor de los casos. Si sois como yo, tendréis la caja naranja de Ikea que sacaréis ante cualquier chapuza que haya que hacer en casa. Sin ser conscientes de nuestras limitaciones, nos pondremos la gorra de fontanero si hace falta para acabar con medio water desmontado sin saber qué narices pone en las instrucciones de la maldita cisterna de 12€ que has comprado y rezando a San Youtube porque el video del pavo de Leroy Merlin te cuente cómo montar todo en 5 tristes minutos.

Cosas de casa

El padre de ficción no levanta la voz en casa ante ninguna situación, si tiene que imponer un castigo a su hijo se lo explicará pacientemente indicándole que es por su bien, a lo que el churrumbel le dará las gracias y se irá a su habitación pensando en lo bueno que es su padre. Nunca se desespera por ninguna de las tareas de casa y las hará con sumo placer dejando que su mujer se relaje leyendo una revista, es un truhán es un señor, laralalá.

El padre de Cuenca intenta no sucumbir a los problemas, se repite en su cabeza la máxima de Carl Winslow "1, 2 y 3, 4, 5 y 6…yo me calmaré, todos lo veréis" y ni por esas lo consigue. Cuando su hija se pone en modo llantoPorTodo=[on] tira de autocontrol y evita su inminente transformación en Supersaiyajin, aunque al final se la de a su madre con un "ala aguántala tu que conmigo no se calma". Si además en el camino a alguna labor sufre algún percance, como darse un golpe en un pie o clavarse el pomo de una puerta en los riñones, está jodido, aquí empezará a cagarse en la p*** madre que parió al g*** que puso eso ahí y en toda su p*** vida (vamos a lo chino de Corina) sin importar quién se encuentre alrededor.

Mujeres desesperadas

El padre de ficción tiene una vida en su comunidad o vecindario rica y plena, es amigo de todos sus vecinos con los que comparte sus momentos de ocio con una cervecita en la mano. Siempre que necesitan algo, allí que está él para solucionarles el pastel y quedar como salvador del reino. Organiza timbas de póker en casa con todos ellos, mientras las mujeres tienen velada de cotillas con un margarita en la mano. Los niños con las niñeras que comparten.


El padre de Cuenca no conoce a sus vecinos ni quiere conocerlos, únicamente los reconoce a través de motes como "el subnormal del perro" o "el memo del mercedes", motes que cariñosamente ha escogido para ellos. Cuando se cruza con alguno en el ascensor mira su móvil de reojo tras un seco "hola" o si no tiene batería comparte el frío que hace en la calle o lo grande que está su hija. Si oye algún ruido que le molesta, enseguida va a llamar la atención para que dejen de tocar las pelotas o si es paciente espera a otra noche que vuelva a pasar para restregarles que es la segunda vez que pasa.

La tribu de los Brady

El padre de ficción se levanta por las mañanas con una energía sobrehumana y al primer toque del despertador, sin remoloneo ni ostias. Se calza el chandal y sale a correr o levantar pesas mientras sus hijos duermen. Al volver se ducha y ayuda a su mujer a terminar un mega banquete a base de tortitas, zumo, tostadas, cafe y fruta, despierta a sus hijos y finalmente lee el periódico bien trajeado mientras desayuna en familia comentando el día tan importante que le espera a Tommy con el partido de fútbol.
El padre de Cuenca, tras remolonear 20 minutos apagando el despertador cada 5, se levanta con el ojo pegao por una legaña, se choca con el baño, blasfema y se acuerda del que inventó el p*** trabajo. Se viste malamente poniéndose un calcetín de cada tipo. Cuando se da cuenta de la hora, corre a la cocina a coger el tupper de mierda que se ha preparado para comer en el trabajo como un pringao y sale pitando sin desayunar y sin darse cuenta que se ha dejado las llaves. Vuelve corriendo, le da un beso a su mujer e hija que ya se han levantado, se choca con el perchero a la salida y vuelve a cagarse en sus muelas pensando que mañana no le pasará lo mismo. El pobre llegará al trabajo y se dará cuenta que el tupper no está dentro de la bolsa de comida.

Mrs. P says: pobrecico mío, todo porque ha acabado hoy traumatizado después de un día de trabajo de esos de órdago y una cisterna que perdía agua a raudales. Querido, me gusta mucho más el real que ese de ficción, que en las series todo es de cartón.

56 comentarios:

  1. Pues ahora me entero que mi Jose es de Cuenca!!si el siempre me dijo que era de Granada!!!jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tiene algún antepasado conquense, que no te engañe.

      Eliminar
  2. Me encanta. Son mejores los padres reales de Cuenca porque los otros están lejos y no uelgan los cuadros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado con los padres de cuenca que nos intentamos escaquear jejejeje

      Eliminar
  3. Jajaja lo has clavado tío. Mes hace ya que estuve mañana entera y cuarto y mitad más con la p*** cajita naranja arreglando el desagüe del baño. Es que no tengo una herramienta para fabricarme cualquier otra jajaja Que despiporre de post!! #Great!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste!! Nos da muchos disgustos la cajita naranja, pero también nos saca de alguna. Es una relación de amor-odio.

      Eliminar
  4. Y no te olvides que en la caja esa de herramientas de IKEA siempre te va a faltar la punta del destornillador que necesitas, en cambio las otras que JAMAS usarás, están ahí todas colocaditas perfectamente.

    Los padres reals sois infinitamente mejores, los que nso desesperais y haceis que os amemos a partes iguales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es me falta una punta de destornillador XD

      Eliminar
  5. Jajajajajaja, los padres de las series son patrones que no existen, chato... además que ser un padre no manitas, que pasa de sus vecinos y que se caga en todo por la mañana y además de Cuen, como que mola más, donde va a parar ;)

    Ánimo que ya es viernes, yujuuu!!

    Mauri es 100% como tú, Mr. P, menos en lo de manitas, que es un rato apañao... menos mal porque a mi me entran sudores fríos de pensar en montar una simple trona. jojojojo :P

    Pa la próxima, llámale, estará encantado de ayudarte, igual se caga en todo de primeras, pero luego te hablará del tiempo y de lo rápido que crecen los peques XDD

    Nos vemos mañana!! muaaaaa ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He de decir que no se me da mal el bricolaje, pero tengo poca paciencia, así que si sumas eso a una instrucciones muy deficientes el resultado es un conquense cabreado XD

      besos

      Eliminar
  6. Ja,ja,ja muy buen post. Yo prefiero al padre de Cuenca, ah y me encanta el chino de un principe para Corina.

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja mi padre es de cuenca y yo pensando que solo tenía familia en valencia!!!
    Ahora el padre de mi bichilla es un mix... eso es posible?? Y que termino podría utilizar para llamarlo.... padre de pelicula española? ?? :)
    Genial tu comparativa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un mix mola, yo lo llamaría un padre de cuenquícula!

      Eliminar
  8. JAJAJA, lo que yo digo, que los padres de cine, de cine son...los nuestros los de carne y hueso, con sus más y sus menos....

    Me ha encantado.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, los padres de verdad damos para hacer una buena peli jejejeje

      un besote.

      Eliminar
  9. jomío, tienes toda la razón del mundo. Y Mrs. P podría escribir otra entrada igual, hablando de esas madres de cine que están siempre perfectas, que salen del hospital ya sin la barriga, con el pelo siempre preparadísimo y el maquillaje perfecto. Nunca tienen ojeras, ni dolor de cabeza, ni se agobian porque no saben qué les pasa a sus hijos, ... Siempre tienen la cocina en perfecto estado de revista, aunque en una mañana han cocinado la comida para su familia, algo para llevar a un funeral, 3 bandejas de cookies con chocolate, 2 de muffins y una tarta para el cumpleaños de la abuela, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo! también somos mujeres de Cuenca!!! ;)

      Eliminar
  10. El subnormal del perro es muy grande! Nosotros tenemos al moroso h... de p... de la moto. El marginal debe 15 cuotas de la comunidad pero aparca su Kawa de 1000 cc en el garage...

    ¿Vosotros no vivís en un barrio como Whisteria Lane? Nosotros si, y tenemos vecinitas como Eva Longoria y jardineros como el que se gastaba la amiga.

    Me ha encantado el post, aunque he echado en falta a Will Smith en su Fresh Prince!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Subnormales tenemos mucho, pero con perro solo uno XD

      Nosotros vivimos más bien en el barrio de Earl Hickey viendo los personajes que tenemos por el vecindario.

      Eliminar
  11. Jejejeje!! Toda la razón ,esas series son pura ficción,nada como los padres reales que se esfuerzan en lo q pueden,en mi casa tengo uno muy apañao, que lo mismo te prepara la comida, que te arregla una lámpara,pero lo de socializar con los vecinos,como q no es lo suyo,para eso ya estoy yo, que soy la única que se pasa grandes ratos "chupando parque" .Muy buena la entrada de hoy,estoy Segura q más de uno se ha sentido identificado con el de Cuenca!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a decirle a vuestros maridos/novios que se pasen a ver los piropos que les echaiss por aquí jejeje.

      Eliminar
  12. Soy fan del padre de Cuenca, me recuerda al Señor Rojo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debíamos de montar un club de padres. Y la primera regla del club será no hablar del club! XD (he dormido poquísimo este finde)

      Eliminar
  13. Prefiero con diferencia al de Cuenca, porque el otro me haria sentir mal a mi que soy de Albacete. Por cierto donde vives??? Porque yo tambien tengo un vecino que se llama el subnormal del perro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El segundo apellido del subnormal del perro es cretino, es el mismo?

      Eliminar
  14. Jajajaja, el padre de Cuenca y el de Castellón se parecen mucho ;)

    Me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que luego digan que cada hombre es un mundo, somos todos de Cuenca.

      Eliminar
  15. El padre de cuenca es mucho mejor que el padre novato, ya te lo digo yo. Las chapuzas las hago yo, remolonea una hora en la cama y encima se cabrea si llamo al vecino de enfrente "el gilipollas del canario" cuando es el nombre que mejor le queda dada su procedencia y su estado mental

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por lo que cuentas claramente eres una madre de Cuenca, jejeje. Hola paisana!

      Eliminar
  16. jajaja Los parientes de Cuenca que te ponen mirando a C.... vamos que los de cartón nada de nada! El mio ni desayuna y me da un beso porque le hice vudú cuando se fue un día sin dármelo! y tantas cosas.. porque hacer un taladro para algo.... eso es otro capítulo! Bss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco desayuno, lo hago en el currele que ficho y así me voy antes :P

      Eliminar
  17. Si yo te contara los "padres" americanos que me encontré la primera vez que me fuí de intercambio a los USA allá por los años setenta del siglo pasado... No los he encontrado en ninguna serie, tan colocados todo el día no los he encontrado... :P
    Además como se va a comparar un gringo a un señor de Cuenca ¡hombre, la duda ofende! :D
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si antes ya estaban así, ahora seguro que los padres made in usa han ido a peor, así que ahora ganamos de paliza.

      un besote.

      Eliminar
  18. jajajajajja me acabo de enterar que soy un padre de cuenca, que era el hombre de mi casa lo sabía, pero yo creía que era Canaria-Gallega jajaja me ha encantado, me he reído mucho, muchísimo. Y en lo de los vecinos lo has clavado, ahh y nosotros tenemos un cajón en la cocina llena de herramientas varias, entre ellas la caja naranja de ikea aunque al final lo arreglo todo a base de silicona :) Besos pareja y disfrutad del 8j

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hace tiempo que hice limpieza de herramientas y dejé el destornillador y un martillo, el resto de herramientas no sirven para nada, es un invento de leroy merlin y bricomanía para sacarnos los cuartos!

      Eliminar
  19. pues yo me identifico mucho con el padre de cuenca, tiene unas herramientas parecidas a las mías, remolonea como yo y va con la legaña pegada, y no quiere conocer a los vecinos como yo... #todossomospadresdecuenca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese va a ser el hashtag de moda jejeje #todossomospadresdecuenca

      Eliminar
  20. ¡Viva el padre real de Cuenca! Mi caja de herramientas es regalo del banco y al único vecino que conocimos cuando nos mudamos aquí es al único que odiamos profundamente. En todos estos casos la realidad es siempre mucho más frustrante que la ficción...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele ocurrir que vecino que conoces, vecino que odías, luego la mejor opción es hacerse el sueco ;)

      Eliminar
  21. Jajaja definitivamente padre de cuenca for president. Te superas cada día, me he descojonado con tu post, todos tenemos un padre de Cuenca en casa. El de ficción es un desaborío de aquí te espero. Vamos un espécimen así te quita las ganas de vivir. Muchos besacos hermoso



    Miss Airgam , tu fan number one

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de poco me haré vídeos como a Homer en los simpson con mis archiconocidos cabreos!!

      Ya veréis que risas.

      Eliminar
  22. jajajajajaja ay madre, el pobre se ve que tuvo un mal día y aprovechó el blog para despacharse bien...
    La vida de las pelis americanas es estupenda ehh??? lo de las herramientas me recordó al programa de Bricomanía, en ese que te decían "Cómo hacer un armario triple con cajones con ruedas, y un somier empotrao. Todo muy fácil, tan sólo necesitarás estas 89173281263 herramientas que seguro que tienes por casa" ... jajaja

    Espero que se hayan calmado los humos, jeje

    -Isabel-
    http://ellassoloquierendivertirse.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde que llegó IKEA el de bricomanía está triste!

      Me duran muy poco los enfados, como mucho un minuto, pero es muy intenso. Mrs.P que ya me conoce espera a reírse del golpe o lo que sea un rato.

      un beste

      Eliminar
  23. Y ya??? hombre se me hace muy poco... para cuándo el episodio II?

    Buenísimo post

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de poco prepararemos una madre de cuenca jejeje
      un beso y gracias.

      Eliminar
  24. Me da a mi que todos tenemos un padre conquense dentro. Muy grande este post.
    Mis padres de serie preferidos son el de Malcolm in the middle y el gran Phil dunphy.

    ResponderEliminar
  25. Jajaja, un día duro eh!! Las cisternas son lo peor. Los padres de verdad molan más.

    ResponderEliminar
  26. Yo también soy madre de Cuenca. Mis vecinos son "los que sus padres eran primos", "los locuaces" y "los padres de Demian". No digo más :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que vivimos todos en el mismo bloque XD

      Eliminar
  27. Es la vida misma... Me he reído mogollón.
    Ahora toca hacer otro post comparando al padre de Cuenca con Homer Simpson.

    ResponderEliminar